Salado Sal y Dulce Artesanos

¿Qué hacemos?

Los inicios siempre son complicados y más cuando la empresa se forma con los ahorros de la vida y sin recursos. La filosofía es clara: peso que entra peso que se re invierte. Ahorro al máximo, sabemos perfecto que es apretarse el cinturón Primero cobran empleados, después rentas, después proveedores y después ya no queda nada!!! 

Una sociedad empresarial solo puede perdurar si las personas que la conforman son ante todo honestos y sinceros. La comunicación es fundamental. Por supuesto el trabajo y esfuerzo. Hay que elegir en la vida, no se puede hacer todo y menos cuando tienes un negocio que cada día te demanda más y más. 

Una vez abierta la primera cafetería los clientes te demandan más y más. Lógico era. Las personas llegaban a comer y solo teníamos pasteles y café. Teníamos que adaptarnos y ofrecerles algún platillo sencillo pero con la misma filosofía que nos había hecho crecer en la Pasteleria. Iniciamos una ampliación en él centro de producción para poder elaborar platillos sanos, caseros, variados y fáciles de recalentar o llevar a la oficina. Instalaciones modernas e higiénicas. Maquinaria y hornos. Separadas del espacio de dulce para que no hubiera contaminación en sabores. 

Enfocado a una cocina muy mediterránea, de donde somos, equilibrada y ante todo sana. Buscando los productos de temporada, platillos festivos, vegetales frescos. Esto significa que no abrimos latas, ni utilizamos productos concentrados. Hacemos nuestros caldos, salsas de jitomate, frijoles refritos, carne molida, sofritos, etc con productos naturales y como lo hacía la abuelita! 

Técnica, modernidad, sazón, organización y distribución. Por supuesto junto con una atención personalizada en cada Cafeteria. Le damos muchísimos valor a la atención al cliente.