Pasteleria Sal y Dulce Artesanos

¿Qué hacemos?

Desde el primer día teníamos claro que nuestro negocio tenía que respetar a este gran país y a sus productos. Nuestro lema: Hay que hacer país. Y esto no sólo significa que hay que consumir productos de México si no que también hay que ser consecuentes con lo que elaboramos. 

Iniciamos haciendo pura pastelería. Haciendo pasteles sanos, con productos naturales y de calidad, bajos en azúcar y con fruta fresca para cuidar nuestra alimentación. Claro que engordan pero son naturales y no hacen daño. Somos enemigos de las preparaciones que tienen excesos de azúcares como fondant, de sucedáneos, de harinas y mezclas preparadas. El volumen no se pelea con la tradición. 

En estos 14 años desde que abrimos ha habido muchos cambios en la sociedad. El mejor cambio ha sido la educación en lo que comemos. Nuestros clientes nos conocen porque ofrecemos calidad, técnica, productos frescos, sanos y atención personalizada. El paladar no engaña y la calidad se siente y se nota.
 

Nos integramos al barrio. Nuestras Cafeterias son espacios en donde los vecinos se sienten como en su casa, es su casa! Creemos que es parte del civismo que hemos perdido, el potenciar la vida de barrio, el saludar a los vecinos, limpiar y embellecer las banquetas. Nos sentimos uno más del barrio. Cuidamos el medio ambiente y actuamos en causas benéficas para la ayuda de comunidades necesitadas, en desastres, niños con enfermedades y sin recursos, no nos cansamos en estos propósitos. Aportar nuestro granito de arena día a día!